El cuerpo fenoménico no nace; se llega a ser cuerpo-sujeto. Interpretando El segundo sexo

Autores/as

  • Mª Carmen López Sáenz UNED

Palabras clave:

Fenomenología, feminismo, libertad, cuerpo vivido, existencia

Resumen

La fenomenología distingue el cuerpo-objeto (Körper) del cuerpo vivido (Leib); se interesa por este último y por el cuerpo que se nos manifiesta en nuestras experiencias y les da expresión. Este cuerpo fenoménico es el punto cero de nuestras vidas, el anclaje de nuestra existencia. La fenomenología de Simone de Beauvoir le aplica la diferencia sexual.
Esta contribución continúa la hermenéutica de Beauvoir centrándose en su conocida máxima, “no se nace mujer, se llega a serlo”, teniendo en cuenta que las interpretaciones se dan desde y para determinadas situaciones. La nuestra es el siglo XXI y las investigaciones fenomenológicas y feministas. Dado que la traducción es un modo de interpretación, señalaremos cómo El segundo sexo ha contribuido a comprender el devenir mujer. Para ello, en primer lugar, expondremos nuestra concepción hermenéutica de la traducción. Destacaremos después el “estilo” fenomenológico de Beauvoir y las influencias recíprocas con Merleau-Ponty para abrir la posibilidad de una diferencia sexual sin determinismos.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Descargas

Publicado

2021-12-28

Cómo citar

López Sáenz, M. C. (2021). El cuerpo fenoménico no nace; se llega a ser cuerpo-sujeto. Interpretando El segundo sexo. Investigaciones Fenomenológicas, 1(18), 142–172. Recuperado a partir de https://revistas.uned.es/index.php/rif/article/view/32539