Recensiones

Recensiones

Resenciones

RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, vol. 20, núm. 1, 2017

Asociación Iberoamericana de Educación Superior a Distancia

“Los textos publicados en esta revista están sujetos a una licencia “Reconocimiento-No comercial 3.0” de Creative Commons. Puede copiarlos, distribuirlos, comunicarlos públicamente, siempre que reconozca los créditos de la obra (autor, nombre de la revista, instituciones editoras) de la manera especificada en la revista.”
. 2017. España. Asociación Iberoamericana de Educación Superior a Distancia (AIESAD). 329pp.. 1138-2783

García Carcedo, P., y Regueiro Salgado, B. (2015). El reto de escribir entre papeles y pantallas. Granada: Grupo Editorial Universitario, 214 pp.

El libro de estas profesoras de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense trata el atractivo tema de la creación literaria como herramienta educativa. La premisa de la que parten es que la literatura se entiende mejor si se escribe, de modo que crear literatura permite entrar de lleno en los estilos literarios, conocer a fondo las intenciones de los autores, desvelar los mecanismos de composición de la escritura. Además, su pretensión va más allá, asumiendo que al ponerse en la piel del escritor, del creador, los alumnos serán capaces de imaginar otras realidades posibles y observar el mundo con una mirada crítica.

El libro se estructura en cuatro partes principales. Una introducción que expone las intenciones de las autoras y detalla algunas claves básicas de cualquier texto literario, como la existencia de un conflicto. A continuación una serie de capítulos con ideas para la escritura creativa de textos narrativos. En tercer lugar, otros capítulos sobre la escritura de poemas. Y en cuarto lugar una ventana abierta a la creación literaria en soporte digital. Cierran el libro unas citas, conclusiones, anexos y bibliografía.

Los capítulos de creación literaria son llamados “retos” en el apartado de narrativa, y “piruetas” en el de poesía. Se trata de ejercicios destinados a producir textos de cada uno de los géneros y a comprender algunos mecanismos de la escritura. La concepción del libro a modo de cuaderno práctico se evidencia en el hecho de que cada capítulo termina con una página en blanco, pautada, bajo el epígrafe “El reto de escribir...”. Cada reto viene también ejemplificado con ejemplos de los alumnos que han pasado por las asignaturas que impartían las autoras: “Literatura y escritura creativa” y “Literatura y educación”. Son ejemplos algunos buenos y otros malos, que de todo tiene que haber para animar al que se inicia en estos caminos.

El inventario de propuestas de creación literaria (basadas explícitamente en los clásicos de Gianni Rodari y Raymond Queneau, entre otros) tiene como pilar central una concreta: la creación literaria a partir de la imitación de modelos. Esta es la idea más recurrente: a cada ejercicio de escritura le precede un modelo de un autor consagrado que sirve de ejemplo estilístico al que imitar o del que desviarse. Además de esta propuesta que, como decimos, sostiene el libro, se ofrecen también otros recursos concretos: cambiar los roles de los personajes, inventar finales alternativos, cambiar la perspectiva del narrador, actualizar los valores que se transmiten, prosificar poemas, dramatizar cuentos, partir de un cuadro, hacer un cómic, etc.

En definitiva, las autoras se han propuesto recoger en este libro sus experiencias docentes. Y, mostrando qué han realizado y cómo, demostrar que estos recursos funcionan, que el planteamiento pedagógico es válido. Esto se refleja en el entusiasmo de las autoras, patente en cada una de sus palabras y en las múltiples citas de escritores, que trufan el texto con la única intención de inspirar a los lectores y animarles a la creación.

Una pega tenemos que ponerle a la editorial, puesto que su diseño y maquetación no están a la altura de la estética que requieren estos manuales universitarios, y claman por un corrector ortotipográfico.

La aparición de este libro contribuye a renovar la enseñanza de la literatura en una dirección más creativa y transversal, despegada de la artrítica enseñanza de la historia de la literatura, y asume planteamientos constructivistas y de la pedagogía moderna. Decimos “moderna”, pero nos referimos a planteamientos que podemos retrotraer a la Escuela Nueva, de hace un siglo. El cambio es lento.

Recensionado por:

Ignacio Ceballos Viro

Universidad Camilo José Cela

España

Gómez Hernández, P., García Barrera, A., y Monge López, C. (2016).La Cultura de los MOOCS. Madrid: Editorial Síntesis, 405 pp. ISBN: 978-84-9077-237-9.

Este libro presenta de forma completa la nueva realidad formativa que ha surgido en los últimos años a nivel universitario y que se ofrece de forma masiva, abierta y en línea: los MOOC. Conocer las características que presentan este tipo de plataformas y las diferentes experiencias que se están llevando a cabo es la finalidad de esta obra, buscando hacer más comprensible el funcionamiento, la ejecución y el futuro de este modelo de formación, tanto a nivel educativo como en el ámbito de la empresa.

Inicialmente, esta propuesta de formación se enmarca en la obra dentro de las principales corrientes pedagógicas y psicológicas, resaltando tres tipos de cursos en base al planteamiento metodológico que en ellos se potencia. En esta perspectiva se distingue entre xMOOC, con clara tendencia objetivista, los cMOOC, con un planteamiento conectivista y los tMOOC, una mezcla de los dos tipos anteriores pero con un aprendizaje que apuesta por el constructivismo. A su vez, reflexiona sobre los riesgos asociados a los MOOC que se recogen de forma clara en la calidad, el modelo de evaluación y las altas tasas de abandono que presentan estos cursos; falta de interés que choca con una tipología de alumnos «cumplidores o participantes activos» que desarrollan el trabajo, logrando sacar el curso adelante.

Una vez enmarcado de forma teórica el fenómeno MOOC, el libro se adentra en cómo este movimiento se está consolidado paulatinamente en universidades latinoamericanas, en comparación con otras instituciones europeas y americanas, por medio de plataformas como UNED COMA, Coursera, Udacity, Miriada X, edX, Openuped, Futurelearn, Khan Academy, UNIMOOC y MYEDUCATIONPATH. Resulta interesante el análisis de lapresencia de los MOOC en distintas revistas de impacto y la crítica que hacen los autores sobre la falta de difusión que tiene este fenómeno en este sector.

En este orden de ideas, en el tercer capítulo, se presenta el vídeo como producto estrella en estos cursos, convirtiendo los espacios de las facultades en auténticos estudios de grabación, además se justifica el mismo como un recurso audiovisual que ayuda a nacer, crecer, ser publicado, gestionado y cerrado, haciendo que el MOOC sea sostenible o low cost, presentando el mismo como una de las 32 claves necesarias para poder montar un MOOC y disfrutar de ello fomentando un cambio educativo. Y es que, estos cursos, como se reflexiona en el capítulo cuarto, se presentan desde una pedagogía holística que se proyecta en una sociedad líquida, como un conocimiento fluido, sin barreras, sin centro y posicionado dentro de una metodología de aprendizaje ubicuo, sorprendiendo desde cualquier hora y en diversos lugares, a través de diferentes tipos de dispositivo móvil. Este aprendizaje social y abierto que se enmarca en una educación liberal, temática sobre la que versa el capítulo cinco, debe ser también analizado en base a unos criterios referentes al contenido, la forma, el uso y el equilibrio, con la finalidad de asegurar la calidad de los aprendizajes para que puedan llegar a ser realmente educativos.

El capítulo seis manifiesta una actitud crítica hacia las expectativas creadas desde 2012 en torno a los MOOC y toma como ejemplo el desarrollo de este fenómeno en Iberoamérica, presentando un análisis acerca de determinadas barreras como el acceso a internet, el coste, el idioma, la accesibilidad y la cuestión pedagógica; para superar estas dificultades los autores presentan una serie de estrategias para ser utilizadas en el diseño de estos cursos. Estos recursos se ven complementados con lo señalado en el capítulo siete, que profundiza más concretamente en la barrera referente al ámbito pedagógico, con la finalidad de hacer frente, entre otras cuestiones, a las altas tasas de abandono, la motivación del alumnado, la disciplina, el tiempo disponible para la formación y, como se recoge en el capítulo ocho, la falta de información sobre estas propuestas de formación que se manifiesta en el ámbito universitario. La acreditación como colofón final de estas barreras y analizado en el capítulo siguiente, sigue siendo también un impedimento en esta cultura credencialista, al no estar posicionados los MOOC bajo la normativa europea y poder ser computados con créditos según el sistema ECTS.

Para finalizar esta obra, los cinco últimos capítulos, presentan diferentes investigaciones que tienen como finalidad aportar su «granito de arena» al estudio de los MOOC. Aspectos como la gestión de los contenidos, actitud del alumnado, diseño, desarrollo y evaluación, además de las experiencias pedagógicas y de gestión del aprendizaje para fomentar una universidad abierta y en red, siguen siendo elementos clave sobre los que se reflexiona en la obra pero que aún precisan de investigaciones más amplias y rigurosas a nivel científico.

Recensionado por:

Javier Gil Quintana

Universidad Nacional de Educación a Distancia

España

Rodríguez, M.A., Nieto, E., y Sumozas, R. (2016).Las tecnologías en Educación. Hacia la calidad educativa. Madrid, Editorial Síntesis, 166 pp. ISBN: 978-84-9077-313-0

Un total de doce autores, expertos en tecnologías aplicadas a la educación realizan su aportación en esta obra publicada por Síntesis, a raíz del trabajo del grupo de Investigación para la Acción Educativa (IAE) de la Facultad de Educación de la Universidad de Castilla-La Mancha. El libro se ha vertebrado a partir de un taller interdisciplinar desarrollado a lo largo del curso académico 2014- 2015 que cristalizó, entre otras acciones e iniciativas, en la celebración del IV Congreso Internacional de Competencias Básicas: tratamiento de la información y competencia digital.

El libro se estructura en tres bloques que giran en torno a estos contenidos: a) fundamentos didácticos de la innovación educativa y su repercusión en el éxito académico; b) características del profesorado y el alumnado; c) calidad de los objetos de aprendizaje. A su vez, la obra se organiza en siete capítulos de reflexión y de presentación de resultados de investigación. En el primero de ellos, El papel de las tecnologías en el desarrollo de los aprendizajes y en la mejora del rendimiento académico se concluye en la necesidad de un cambio metodológico urgente y profundo para la obtención de buenos resultados y, en consecuencia, se plantea la necesidad de propiciar la transformación de los planes de estudio en las carreras de formación de profesores.

El segundo capítulo, Fundamentos pedagógicos y didácticos en la innovación educativa: retos y recursos emergentes del e-learning, concluye con la necesidad de realizar investigación en educación e integrarla en la práctica educativa ordinaria, con el fin de mejorar la calidad de los procesos educativos.

El segundo bloque se compone de los capítulos tercero, Tecnologías emergentes en educación: desarrollo de entornos personales de aprendizaje (PLE) en el aula, y cuarto, Competencias digitales e informacionales en la formación de profesores de Educación Secundaria. Interesan aquí los agentes básicos del proceso educativo, alumnos y docentes. Se abordan las posibilidades de los PLE, facilitando sugerencias para su introducción en la acción pedagógica. Respecto a los docentes, se llegan a describir las competencias digitales y tecnológicas de los mismos y los procesos cognitivos involucrados en el desarrollo de estas competencias. Se presenta un marco teórico y conceptual sobre las preocupaciones de los profesores respecto de las competencias tecnológicas. De ahí el interés en profundizar en la formación docente.

Los últimos tres capítulos configuran el bloque tercero del libro dedicado a materiales educativos. En el capítulo cinco, La fotografía digital en la formación del profesorado, se ofrecen pistas sobre el lenguaje audiovisual en Educación Infantil y Primaria, y se proponen maneras para la inclusión de la fotografía en las escuelas. El sexto, Composición de objetos de aprendizaje mediante dispositivos móviles, tras una descripción de los objetos de aprendizaje, se ofrecen interesantes pautas para la reutilización de los mismos como recursos metodológicos de sumo interés en procesos de e-learning y m-learning. El séptimo capítulo, La evaluación pedagógica de los recursos digitales para el aprendizaje, reitera la relevancia de los objetos de aprendizaje y su capacidad para ser indizados, catalogados, almacenados y recuperados. Se hace referencia a los estándares internacionalmente aceptados para esas tareas de organización de estos recursos. En el capítulo se presenta un Modelo para la Evaluación de la Calidad pedagógica de Objetos de Aprendizaje.

Como tantos libros que vienen publicándose sobre esta temática, este supone otro interesante aporte, de interés para la consulta de docentes e investigadores.

Recensionado por:

Carolina Schmitt Nunes

Universidade Federal de Santa Catarina

Brasil