El bosque como templo de la filosofía: Henry David Thoreau y los enemigos de la ciudad

Santiago Beruete Valencia

Resumen


Este artículo intenta analizar la impronta que H. D. Thoreau, figura icónica por excelencia del antiurbanismo, ha dejado en F. L. Olmsted, padre del paisajismo norteamericano y creador del Central Park, en el arquitecto de Estados Unidos probablemente más influyente de todos los tiempos, F. L. Wright, y en los miembros de uno de los últimos y más activos movimientos artísticos, el Land Art, muy especialmente en R. Long y H. Fulton. Hemos acuñado la expresión síndrome de Thoreau para designar ese arrebato que llevó a algunos de los más distinguidos pensadores y creadores anglosajones a argumentar que las urbes se habían tornado indeseables y, en aras de una vida más auténtica, a seguir la irrefrenable llamada de la naturaleza salvaje.

Palabras clave


Filosofía norteamericana; Antiurbanismo, Jardinería paisajista, Arquitectura orgánica, Pintoresquismo pragmático, Land Art

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.5944/endoxa.34.2014.6070

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ISSN (versión electrónica): 2174-5676
ISSN (versión impresa): 1133-5351




Licencia de Creative Commons