El problema de marco: formalización de sistemas dinámicos en agentes artificiales

María Inés Silenzi

Resumen


Una de las definiciones de Inteligencia Artificial más apropiadas, y que concuerda con nuestros propósitos, es la que propone Marvin Minsky en emLa sociedad de la mente/em (1986). El autor entiende por Inteligencia Artificial aquel campo de investigación que se interesa en lograr que las máquinas ejecuten acciones, que en opinión de las personas, exigen inteligencia. Parecería, según esta definición, que la Inteligencia Artificial es la ciencia que se ocupa de construir máquinas que hagan “cosas” que requerirían inteligencia si las hiciesen personas. Ciertamente la investigación en Inteligencia Artificial refleja, por un lado, la tremenda complejidad de la mente, pues permite apreciar la enorme sutileza psicológica de los “simples” actos cotidianos. Pero también, y a partir de ello, nos sugiere nuevas hipótesis sobre los procesos cognitivos implicados en el razonamiento cotidiano, o también llamado razonamiento de sentido común, con respecto al modo en que interactuamos con el mundo./ppCreemos que ambos aspectos se resumen en el intento de solución de lo que se conoce como el “problema de marco”. Precisamente el problema de marco fue inicialmente señalado por Mc Carthy  (1969) al discutir una forma de razonamiento lógico acerca del mundo (luego llamado cálculo de situaciones). La cuestión surgió cuando los investigadores en Inteligencia Artificial intentaron construir un modelo de computación que imite la conducta humana cotidiana. Frente a la posibilidad de realizar una tarea de razonamiento común, aparecieron dos grandes problemas: i) el crear un sistema que tenga la información almacenada de modo tal que el sistema pueda acceder a la información correcta y relevante en el tiempo apropiado y ii) el conseguir que ese sistema reconozca los rasgos importantes del entorno dinámico en el que se encuentra inserto. Ahora bien, como se infiere a partir de (i) las aplicaciones temporales son imprescindibles siempre que se desee representar un agente inteligente actuando en un entorno dinámico, como lo refleja (ii). Es necesario entonces tener en cuenta referencias temporales para poder representar el momento en que suceden los hechos dentro del mundo conocido por el agente modelado. Si la intención es modelar nuestro actuar cotidiano, debe formalizarse también un razonamiento adecuado sobre hechos que no pueden ocurrir simultáneamente, o cuya ejecución en el tiempo es parcial o totalmente dependiente de otros./ppEn nuestro trabajo consideraremos, en primer lugar, qué se entiende por el problema de marco, atendiendo a su origen y a sus implicancias más relevantes en relación a lo que se conoce como “razonamiento de sentido común”. En su descripción e ilustración, atenderemos al aspecto temporal del problema para, y ya en la segunda parte, proponer a la posible  adecuación  de la lógica temporal desarrollada por Arthur Prior  para la formalización del problema de marco. Es nuestro objetivo entonces establecer un puente de investigación, considerando al problema de marco a modo de nudo teórico, entre sistemas de planificación dinámicos-temporales y la lógica métrica- temporal de Prior a través del análisis de operadores temporales que, tal vez, permitan una alternativa posible para la formalización de sistemas dinámicos en agentes artificiales.

Palabras clave


problema de marco; sistemas de planificación; lógica temporal; lógica no monótona.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.