De cómo Ortega malentendió a Gabriel Miró

Guillermo Laín Corona

Resumen


A Gabriel Miró se le ha leído tradicionalmente como estilista, lírico o poeta en prosa, ya fuera para alabarle por el virtuosismo de su prosa, ya para criticarle como mal novelista sin nada que decir. Cada vez más puesta en entredicho, aquí se propone que esta manera de leer a Miró parte en gran medida del feroz ataque que le hizo José Ortega y Gasset en una reseña sobre su novela cumbre: El obispo leproso (1926). Se analizará aquí esta reseña, poniendo de manifiesto los errores de interpretación en que cayó Ortega y cómo, en su ataque a Miró, llegó incluso a caer en contradicción con sus propias teorías estéticas, particularmente de La deshumanición del arte e ideas sobre la novela (1925).

Gabriel Miró has traditionally been considered a stylist, a lyricist or a poet in prose, either as a means to praise the refinement of his prose or else to undervalue him as a lame novelist who had nothing to say. With more and more critics disagreeing with it, this article will argue that this inaccurate view relies on the violent attack Ortega y Gasset offers in his review of Miró’s most important novel: El obispo leproso (1926). This review will be examined here in order to show that Ortega misunderstood Miró, highlighting that in his attack he contradicted his own aesthetics, particularly La deshumanización del arte e ideas sobre la novela (1925).


Palabras clave


Gabriel Miró; Ortega y Gasset; recepción literaria; estética de vanguardia; literary reception; avant-garde aesthetics;

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.5944/epos.31.2015.17383

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.